viernes, 6 de enero de 2017

SONRISA VIAJERA



No Tengo Todo Calculado 
Ni Mi Vida Resuelta 
Solo Tengo Una Sonrisa 
Y Espero Una De Vuelta (C13)


Empezó el 2017 y con el un calendario lleno de posibilidades para todos, he de confesar que entre mis pedidos año a año siempre está el de los viajes, no suelo salir con mi maleta y dar una vuelta por la calle con ella como cábala  para que eso se logre, porque pienso que cada pedido que hacemos en el festejo del año nuevo no es un pedido al viento sino un compromiso con uno mismo para ir alcanzando nuestras  metas e ilusiones. Pero se preguntarán y porqué cuento todo esto o qué tiene que ver esto con los dientes o la salud bucal? Tiene muchisimo que ver  y hoy solo vamos a abordar el tema de los cuidados que debemos tener  co nuestra salud bucal cuando viajamos.

El realizar un viaje es un proyecto pequeñito que muchos tenemos, sean constantes  o ya sea que se realice por primera vez y hacer la maleta puede ser un desafío para muchos. Entre las prioridades siempre tienen que estar los elementos de higiene sobre todo  los de higiene bucal, que llevar? cuanto llevar? suelen ser las preguntas a hacer, he aquí algunas de mis recomendaciones alrededor del tema:

1.-  Si vas a realizar un viaje largo (que dure aproximadamente un mes), es de vital importancia  que una semana antes  vayas a hacerte un examen de rutina con tu odontólogo de confianza y revisen si es que todo está ok, es muy común tener emergencias de dolor por curaciones rotas, o caries muy profundas no tratadas, incluso una muela del juicio ya diagnosticada para sacar y sin resolver; recordemos que la presión del viaje en avión puede hacer que se presenten muchas de estas situaciones de dolor y estando en el aire no habrá quien te ayude.

2.-  Evitar estas emergencias no es solo para el viaje en avión, si tomamos algunas referencias, realizarte un tratamiento odontológico fuera del Perú es muy costoso, los precios duplican o hasta triplican en algunos casos y además encontrar a alguien confiable se hace más complicado. Observen este cuadrito comparativo que he elaborado para que tengan una idea:





3.- LLevar tu kit de higiene es básico, es verdad que en mucho hoteles te brindan  cepillos, pastas y hasta hilo dental, pero si bien  puedes cambiar la pasta que estás utilizando sin problema  (a menos que sea una con indicación específica) cambiar de cepillo por uno que no limpie tus dientes de la forma que ya haz entrenado  no será lo mejor (conoce que cepillo es el que más te conviene aquí) .

4.-  Pasta dental, cuando vayas a tu consulta regular pídele a tu odontógo que  te regale una pasta dental de muestra para que puedas llevartela al viaje, esta es más pequeña que las que usamos en casa y por eso es mucho más fácil transportarla.

5.-  No descuides tus hábitos de higiene cuando vayas de vacaciones, recuerda que esos días aumenta el consumo de bebidas gaseosas, o los dulces y snacks que más nos gustan y suele ser más probable que  las caries empiecen a desarrollarse si no nos lavamos los dientes.

6.- Mantén informado a tu dentista de que vas a realizar un viaje, sobre todo si estás en medio de un tratamiento, puede mantenerte en contacto con un colega amigo en el lugar que visites y así sera mas fácil solucionar el problema si se presenta alguna emergencia, porque pueden trasnferir información con mayor facilidad.



Estar de vacaciones o incluso trabajar saliendo  a un lugar nuevo  puede deparar muchas sopresas, nunca está demás tomar precauciones e informarse bien  para asegurarnos de que el viaje no se vea empañado de malas noticias, si estas en el ombligo del mundo puedes visitarnos en nuestra sede CUSCO: AV EL SOL 346 OF 303 CC OLLANTA.

FELIZ INICIO DE AÑO!



martes, 25 de octubre de 2016

IMPORTANCIA DEL USO DE RETENEDORES EN LA ORTODONCIA


Y siempre estoy como esperando
que cuando al fin pase algo
aún me quede por decir,
por sentir, por retener,
un pedazo siquiera de mí. (S.R)






Hoy vamos a tocar un tema de mucha  importancia sobre todo para los que nos hemos realizado un tratamiento de ortodoncia (uso de bracketts) que suele ser un tratamiento largo y que requiere de mucha paciencia, tanto del profesional como del paciente, pero recuerden una vez terminada la parte activa del tratamiento, llega : el uso de los aparatos luego del retiro de los bracketts, por qué razón deben usarse? para mantener los resultados obtenidos con respecto a la posición de los dientes.

Una vez  que los dientes están en una nueva y deseada posición, debemos entender que el proceso de remodelado de la sonrisa no termina de forma abrupta sino que necesita tiempo para alcanzar un estado de equilibrio (donde los labios y las mejillas, desde el exterior, y la lengua, desde el interior, colaboran para que los dientes se mantengan en su sitio), además de  esperar  que el hueso y el ligamento periodontal se reformen y maduren alrededor de los dientes en su nueva posición (un proceso que puede durar varios meses y por lo que indicamos el uso constante de los retenedores por al menos 6 meses). Por lo tanto la contención es la etapa más importante del tratamiento y sirve para mantener los dientes en la posición lograda, debemos entender entonces que  es parte del tratamiento, porque aún no se finaliza si los retenedores no están colocados y luego de un tiempo son controlados.

Los aspectos relacionados con la recidiva de los tratamientos ortodóncicos, la posibilidad de que los pacientes no usen adecuadamente los aparatos retenedores para la contención y la incertidumbre sobre si se presentará o no el colapso de la oclusión, ha sido motivo de preocupación por parte de los profesionales por años, por eso este post esta totalmente dirigido a brindar un único mensaje: SE DEBEN USAR LOS RETENEDORES TAL Y COMO SE INDICARON.

Existen diferentes contenciones o retenedores  y el tipo de contención a utilizar en cada caso lo decidirá el ortodoncista. Las contenciones pueden ser fijas(colocando un alambre por detrás de los dientes) así:







o bien removibles (aparatos que se colocan durante el día y/o noche y los debes retirar para comer o higienizarte) así:




Cuando los aparatos son fijos, simplemente debes cepillarlos como parte de tus dientes, al principio puede resultar incómodo (muchísimo menos que los brackets) y luego ya ni notarás su presencia. Cuando los aparatos retenedores sean removibles  debes lavarlos con un cepillo de cerdas duras que te permita retirarles la placa que pueda acumularse en ellos, y además puedes remojarlas en agua con las mismas tabletas que se usan para desinfectar las prótesis dentales, puedes preguntar por ellas en cualquier farmacia.

Espero que el mensaje haya sido claro, si queremos conservar la posición de nuestra nueva sonrisa debemos esperar a terminar todas las etapas, incluído el uso de los retenedores. Si hay alguna consulta, no dejen de escribirme.


Que tengan una excelente semana.

jueves, 6 de octubre de 2016

ESPECIAL-MÚSICOS: ¿qué problemas bucales específicos pueden presentar?


"Creo en el ángel de la poesía 

Y en las canciones comprometidas " (TERESA PARODI)

Ya que se acerca el fin de semana y soy una confesa melómana (amante de la música), tenía que en algún momento escribir un post dedicado a mis pacientes y amigos que se dedican a este bello arte como es la música.  Hoy vamos a hablar de los problemas que pueden sufrir los músicos y que tienen relación con la salud oral; estos problemas son denominados tecnopatías del músico, y se presentan con mas frecuencia entre aquellos que interpretan  instrumentos de viento y ciertos instrumentos de cuerda como el violín y la viola.
Estos emplean muchos años y horas de ensayo donde los movimientos repetidos, posturas forzadas y las fuerzas generadas, suelen sobrepasar la capacidad de adaptación funcional de la articulación temporomandibular (entre el cráneo y la mandíbula) provocando dolor que se irradia con frecuencia  a la  cabeza, oídos y cuello. Además el roce continuado y pequeños golpes  pueden provocar en los dientes síntomas como dolor, microfracturas, cambios degenerativos, movilidad, desgaste, problemas endodónticos, además de lesiones de tejido blandos.

Existen dos familias en los instrumentos de viento: instrumentos de viento- metal y los instrumentos de viento-madera,  y se diferencian por cómo se produce el sonido; se ha comprobado que cuando el músico presenta condiciones bucales no deseadas le cuesta mas que a otros músicos lograr ciertos tonos con el instrumento. En los instrumentos de viento-madera, la boquilla se coloca entre los labios. Y en los instrumentos de metal tienen una boquilla que se coloca contra los labios,  para producir la vibración responsable del sonido.

La elección del instrumento de viento en el joven que inicia su carrera musical, es un paso muy importante porque cada tipo de embocadura produce un efecto diferente que influirá en la forma de la boca. La interpretación de instrumentos de viento puede afectar gravemente la oclusión dentaria,  ya que sólo se requiere menos de 100grs de presión para mover  los dientes y se ha logrado medir la fuerza con que se apoyan estos instrumentos sobre los tejidos orales, alcanzando algunos de ellos los 500 gramos de presión. 

 


Por ejemplo el saxofón y el clarinete cuya boquilla de acrílico se ubica entre los incisivos superiores e inferiores, incrementa el espacio entre ellos significativamente ocasionando resalte y traumas que provocaban muerte pulpar y por consiguiente requerían procesos endodónticos;  otro problema son las lesiones de labios inferiores debido a que tiene que cubrir los incisivos inferiores hacia lingual de tal manera que la boquilla ejerce una presión produciendo dolor, ulceración o hiperpigmentación.

Al insuflar aire en la boquilla trabajan hasta 12 músculos de la boca y la sobrecarga muscular da lugar a la aparición de dolor en la musculatura masticatoria incluso cervical, pudiendo ser un factor de riesgo adicional para producir los desórdenes articulares, a lo que se suma el estrés en la búsqueda de la perfección técnica.








  insuflar- contacto labial

Por otro lado durante la interpretación de instrumentos de cuerda como el violín y la viola la ubicación del instrumento entre el mentón y el hombro izquierdo y la presión ejercida para mantenerlo en posición,  requiere de una actividad muscular mandibular y cráneo cervical sostenida que sobre pasa la función fisiológica normal y la consideran un tipo de actividad parafuncional generadora de patología cráneo cervical y temporo mandibular  produciendo rigidez en el cuello, cefaleas,  y dolor en la zona articular ocasionando mayoritariamente limitación del movimiento mandibular y desviación de la apertura bucal hacia la derecha.




Es muy importante entender la importancia de la relación entre el instrumento, el músico y las estructuras bucales del mismo para que se pueda dar una orientación adecuada y lograr una mejora de salud sin afectar la interpretación del instrumento musical que acompaña al expertise. Como enfoques terapéuticos a los problemas antes  mencionados, proponemos el uso de férulas miorelajantes, realización de ejercicios durante el aprendizaje técnico, fisioterapia, quiropráctica e incluso tratamientos de ortodoncia. Lo recomendable es que el odontólogo revise al músico y aconseje si es necesario cambiar el instrumento o cambiar la embocadura para no empeorar la mordida. Y si todavía no se ha elegido el instrumento, ese es el momento ideal para consultar con un dentista, que sepa de este tema, y que según la situación oral, recomendará el tipo de embocadura más favorable.

Ya vemos  que como en todo, es mejor prevenir, para así anticiparnos en la aparición de estos problemas y más cuando de ello depende el poder seguir disfrutando de la magia de la música.