martes, 25 de octubre de 2016

IMPORTANCIA DEL USO DE RETENEDORES EN LA ORTODONCIA


Y siempre estoy como esperando
que cuando al fin pase algo
aún me quede por decir,
por sentir, por retener,
un pedazo siquiera de mí. (S.R)






Hoy vamos a tocar un tema de mucha  importancia sobre todo para los que nos hemos realizado un tratamiento de ortodoncia (uso de bracketts) que suele ser un tratamiento largo y que requiere de mucha paciencia, tanto del profesional como del paciente, pero recuerden una vez terminada la parte activa del tratamiento, llega : el uso de los aparatos luego del retiro de los bracketts, por qué razón deben usarse? para mantener los resultados obtenidos con respecto a la posición de los dientes.

Una vez  que los dientes están en una nueva y deseada posición, debemos entender que el proceso de remodelado de la sonrisa no termina de forma abrupta sino que necesita tiempo para alcanzar un estado de equilibrio (donde los labios y las mejillas, desde el exterior, y la lengua, desde el interior, colaboran para que los dientes se mantengan en su sitio), además de  esperar  que el hueso y el ligamento periodontal se reformen y maduren alrededor de los dientes en su nueva posición (un proceso que puede durar varios meses y por lo que indicamos el uso constante de los retenedores por al menos 6 meses). Por lo tanto la contención es la etapa más importante del tratamiento y sirve para mantener los dientes en la posición lograda, debemos entender entonces que  es parte del tratamiento, porque aún no se finaliza si los retenedores no están colocados y luego de un tiempo son controlados.

Los aspectos relacionados con la recidiva de los tratamientos ortodóncicos, la posibilidad de que los pacientes no usen adecuadamente los aparatos retenedores para la contención y la incertidumbre sobre si se presentará o no el colapso de la oclusión, ha sido motivo de preocupación por parte de los profesionales por años, por eso este post esta totalmente dirigido a brindar un único mensaje: SE DEBEN USAR LOS RETENEDORES TAL Y COMO SE INDICARON.

Existen diferentes contenciones o retenedores  y el tipo de contención a utilizar en cada caso lo decidirá el ortodoncista. Las contenciones pueden ser fijas(colocando un alambre por detrás de los dientes) así:







o bien removibles (aparatos que se colocan durante el día y/o noche y los debes retirar para comer o higienizarte) así:




Cuando los aparatos son fijos, simplemente debes cepillarlos como parte de tus dientes, al principio puede resultar incómodo (muchísimo menos que los brackets) y luego ya ni notarás su presencia. Cuando los aparatos retenedores sean removibles  debes lavarlos con un cepillo de cerdas duras que te permita retirarles la placa que pueda acumularse en ellos, y además puedes remojarlas en agua con las mismas tabletas que se usan para desinfectar las prótesis dentales, puedes preguntar por ellas en cualquier farmacia.

Espero que el mensaje haya sido claro, si queremos conservar la posición de nuestra nueva sonrisa debemos esperar a terminar todas las etapas, incluído el uso de los retenedores. Si hay alguna consulta, no dejen de escribirme.


Que tengan una excelente semana.

jueves, 6 de octubre de 2016

ESPECIAL-MÚSICOS: ¿qué problemas bucales específicos pueden presentar?


"Creo en el ángel de la poesía 

Y en las canciones comprometidas " (TERESA PARODI)

Ya que se acerca el fin de semana y soy una confesa melómana (amante de la música), tenía que en algún momento escribir un post dedicado a mis pacientes y amigos que se dedican a este bello arte como es la música.  Hoy vamos a hablar de los problemas que pueden sufrir los músicos y que tienen relación con la salud oral; estos problemas son denominados tecnopatías del músico, y se presentan con mas frecuencia entre aquellos que interpretan  instrumentos de viento y ciertos instrumentos de cuerda como el violín y la viola.
Estos emplean muchos años y horas de ensayo donde los movimientos repetidos, posturas forzadas y las fuerzas generadas, suelen sobrepasar la capacidad de adaptación funcional de la articulación temporomandibular (entre el cráneo y la mandíbula) provocando dolor que se irradia con frecuencia  a la  cabeza, oídos y cuello. Además el roce continuado y pequeños golpes  pueden provocar en los dientes síntomas como dolor, microfracturas, cambios degenerativos, movilidad, desgaste, problemas endodónticos, además de lesiones de tejido blandos.

Existen dos familias en los instrumentos de viento: instrumentos de viento- metal y los instrumentos de viento-madera,  y se diferencian por cómo se produce el sonido; se ha comprobado que cuando el músico presenta condiciones bucales no deseadas le cuesta mas que a otros músicos lograr ciertos tonos con el instrumento. En los instrumentos de viento-madera, la boquilla se coloca entre los labios. Y en los instrumentos de metal tienen una boquilla que se coloca contra los labios,  para producir la vibración responsable del sonido.

La elección del instrumento de viento en el joven que inicia su carrera musical, es un paso muy importante porque cada tipo de embocadura produce un efecto diferente que influirá en la forma de la boca. La interpretación de instrumentos de viento puede afectar gravemente la oclusión dentaria,  ya que sólo se requiere menos de 100grs de presión para mover  los dientes y se ha logrado medir la fuerza con que se apoyan estos instrumentos sobre los tejidos orales, alcanzando algunos de ellos los 500 gramos de presión. 

 


Por ejemplo el saxofón y el clarinete cuya boquilla de acrílico se ubica entre los incisivos superiores e inferiores, incrementa el espacio entre ellos significativamente ocasionando resalte y traumas que provocaban muerte pulpar y por consiguiente requerían procesos endodónticos;  otro problema son las lesiones de labios inferiores debido a que tiene que cubrir los incisivos inferiores hacia lingual de tal manera que la boquilla ejerce una presión produciendo dolor, ulceración o hiperpigmentación.

Al insuflar aire en la boquilla trabajan hasta 12 músculos de la boca y la sobrecarga muscular da lugar a la aparición de dolor en la musculatura masticatoria incluso cervical, pudiendo ser un factor de riesgo adicional para producir los desórdenes articulares, a lo que se suma el estrés en la búsqueda de la perfección técnica.








  insuflar- contacto labial

Por otro lado durante la interpretación de instrumentos de cuerda como el violín y la viola la ubicación del instrumento entre el mentón y el hombro izquierdo y la presión ejercida para mantenerlo en posición,  requiere de una actividad muscular mandibular y cráneo cervical sostenida que sobre pasa la función fisiológica normal y la consideran un tipo de actividad parafuncional generadora de patología cráneo cervical y temporo mandibular  produciendo rigidez en el cuello, cefaleas,  y dolor en la zona articular ocasionando mayoritariamente limitación del movimiento mandibular y desviación de la apertura bucal hacia la derecha.




Es muy importante entender la importancia de la relación entre el instrumento, el músico y las estructuras bucales del mismo para que se pueda dar una orientación adecuada y lograr una mejora de salud sin afectar la interpretación del instrumento musical que acompaña al expertise. Como enfoques terapéuticos a los problemas antes  mencionados, proponemos el uso de férulas miorelajantes, realización de ejercicios durante el aprendizaje técnico, fisioterapia, quiropráctica e incluso tratamientos de ortodoncia. Lo recomendable es que el odontólogo revise al músico y aconseje si es necesario cambiar el instrumento o cambiar la embocadura para no empeorar la mordida. Y si todavía no se ha elegido el instrumento, ese es el momento ideal para consultar con un dentista, que sepa de este tema, y que según la situación oral, recomendará el tipo de embocadura más favorable.

Ya vemos  que como en todo, es mejor prevenir, para así anticiparnos en la aparición de estos problemas y más cuando de ello depende el poder seguir disfrutando de la magia de la música.







lunes, 13 de junio de 2016

YO ME CONOZCO 100%





Hace pocos  días a la consulta vino una paciente nueva con la que tuvimos nuestra primera conversación en la oficina, conversábamos un poco acerca de sus expectativas de tratamiento y sobre todo de sus expectativas post tratamiento. Una de las frases que más me impacto de nuestra conversación fue justamente la del título de este post del blog: YO ME CONOZCO 100% .La respuesta era alegada por mí; porque justamente hablábamos de si sabia cuantos dientes estaban enfermos con caries o si contaba o no con placa o sarro al rededor de las encías y no fue así.

Conocerse físicamente es una misión que siempre debemos recomendar, en nuestro caso como odontólogos el autoexamen bucal es algo que pocos pacientes hacen  comúnmente y mucho menos lo tiene instaurado como una rutina por lo menos mensual para reconocer con facilidad nuestras estructuras. El objetivo del auto examen es prevenir las enfermedades bucales, para que nosotros podamos realizar un diagnostico temprano y por lo tanto un tratamiento temprano también.

Debemos observar la presencia de cambios de color, forma , tamaño y consistencia de las mucosas de la cavidad bucal y se deben de tomar en cuenta el tiempo de evolución de alguna anormalidad. Así como los cambios de color forma y tamaño de los dientes, porque existen casos como dientes con endodoncia que pasado un tiempo van oscureciendo por la perdida natural de a pulpa que antes les daba vitalidad.


Y desde cuando podemos empezar a realizarnos este autoexamen?  Pues podemos hacerlo desde pequeños, inicialmente será guiada por los padres y poco a poco el niño podrá realizarlo solo; puede ir revisando la erupción y perdida de los dientes de leche, observar la cantidad de dientes según la edad, la posición, presencia de placa bacteriana con un revelador de placa y de manera importante observar la erupción de la primera molar inferior que es de los primeros dientes de adulto que saldrán y debemos empezar con mucho énfasis su cuidado.

 Entonces comencemos el proceso siempre animosos;motivándonos diciendo: Hago esto porque es bueno para mi y para mis niños. Y empezamos:


1.- Lávate bien las manos y colócate frente a un espejo con buena iluminación.
 2.- Cuando vamos  a realizar un autoexamen bucal también es bueno revisar las zonas adyacentes a ella, el cuello no debe presentar protuberancias y debemos palpar con cuidado las zonas  del cuello que se encuentran alrededor de la mandíbula.

 3.-Observa y palpa los labios por dentro y por fuera con tus dedos siguiendo un trayecto en forma de ovalo, es decir de la región posterior superior del lado derecho del fondo del saco continua en la parte inferior, hacia el frente deslizándolo hacia el lado izquierdo y terminando por la frontal del labio superior, tus labios deben de ser lisos, hidratados, brillantes, y de color rosa coral, consistencia firme y sin presencia de nódulos., úlceras o grietas. Es normal que por dentro existan pequeños gránulos en el labio inferior; pero sólo en esa zona.




4.- Cuenta , observa y palpa tus dientes y toca las encías por todos sus lados, las encías deben de ser de consistencia firme, brillante, de color rosa coral a rojo claro, libre de sangrado a la palpación, entre los dientes deben de tener un puntilleo en forma de cáscara de naranja y sobre todo NO deben sangrar ante el cepillado, al tacto y mucho menos al hablar. Los dientes deben de estar firmes en la encía, no deben tener desgaste que cambien su forma, haciéndolos ver como si les faltara una parte, el color debe ser por lo general blanco amarillento variando estos colores de acuerdo a las condiciones raciales.



4.-Observa y palpa la cara interna de las mejillas bien hidratadas, de color rosa coral, a nivel de los molares superiores se presenta los conductos de las glándulas salivales las cuales deben de ser permeables y ligeramente abultadas, así mismo a ese nivel se presentan pequeñas marcas de los dientes siendo estas indoloras.



5.-Observa y palpa todas las caras de la lengua, hacia ambos lados y sus bordes laterales, la lengua debe de tener gran movilidad tanto lateralmente como hacia fuera y hacia adentro, su color rosa coral libre de placas blanquecinas, consistencia firme, lisa y brillante.



6.- Observa y palpa el piso de la boca, al elevar la lengua hacia el paladar presenta un pliegue llamado frenillo lingual, el cual en forma natural permite desplazar la punta de la lengua al paladar.

7.- Observa y palpa el paladar el cual es de consistencia firme en sus dos tercios, en su parte posterior es blando, al parte final se presenta la úvula y los pilares amigdalinos; en la parte anterior a partir de los dientes frontales presentan unas pequeñas rugosidades, las cuales aumentan de tamaño con cambios térmicos o alimentos ácidos, libres de dolor a la palpación.

Por si esto no fuera suficiente les dejo este vídeo para que uds. pudieran realizar el autoexamen con mayor facilidad.


video



Entonces con todas estas especificaciones de cómo deben ser y estar nuestras estructuras anatómicas en la boca y a su alrededor, podemos ir vigilando que todo vaya ok. ¿Y tú cuando vas a empezar a realizarte este autoexamen de manera rutinaria? Recuerda que sólo necesitas empezar y espero que con esta ayudita, empieces hoy.